Chapuzalia=Diputación de Valencia

Logo Diputación

Yo no hice la mili, hice la objeción, y me lo pasé hasta mejor, hoygan. Me destinaron al Servicio de Publicaciones de la Diputación de Valencia, al almacén, sito enfrente del mercado de Jesús, en una zona ajardinada donde hay un ambulatorio etc son las antiguas instalaciones del Psiquiatrico antes de que estuviera en Bétera. Estuve allí 8 meses, un mes estuve en el despacho de Carles, en la propia Diputación, atendiendo llamadas y poco más.

Mi función era mozo de almacén, preparar pedidos, etc mandábamos lotes de libros a colegios, bibliotecas, etc de nueva creación, porque teníamos cosas del año de la tana. También libros pedidos a Carles por particulares, famosetes, politicos, etc yo trabajaba para Félix, un señor muy entrañable, gallego pero residente media vida en Valencia, de hecho tenia hasta mejor acento que yo, hablaba el valenciano que te quedabas flipando, decías este tio no es de Tuy.

Sitios que he visitado y accedido a almacenes que un particular no tiene permiso: despachos de la Diputacion, y de la Casa de América, Beneficiencia, almacén del poligono Fuente del Jarro, Pabellón del Psiquiatrico de Bétera destinado a mal almacenar libros…

Pongámonos en situación, en la época del PSOE había un único servicio de publicaciones, llamado IVEI (instituto valenciano de estudios e investigación), y con la llegada del PP se dividió en 2, Publicaciones de la Diputación y Ediciones Alfonso el Magnánimo, cada una de ellas con su jefe y a la vez coordinadas por Diputación. Bien. El antes citado almacén de Fuente del Jarro era compartido por ambas, en beneficiencia todo era de Diputación y lo habido en Bétera (un claro ejemplo de cómo dejan en situación de abandono unas instalaciones gigantescas y usarlas como mal almacen sin control de cajas de libros, apiladas de mala forma) era de ambas también, aunque iba a ser el futuro almacén de Alfonso el Magnánimo en exclusiva, dejando a Diputación los demás sitios como suyos en exclusiva.

Volvamos a la nave industrial de Fuente del Jarro, una nave industrial con cajas de libros por los suelos, en palets, y estaban empezando tímidamente a ponerlos en estanterías… bueno, pues pasó algo… hubo una fuga de agua de la nave insdustrial de al lado, o algo que ver con el aire acondicionado… el tema es que aquello se inundó y se echaron a perder muchas obras… lo más triste y vergonzoso es que eran obras agotadas, es decir, la edición que se guarda el editor para si mismo. Eran obras que no se pueden comercializar porque son la edición que se conserva y que nunca ve la luz. Encharcadas en agua con barro, en fango, por la dejadez de la Diputación de tener su almacén unificado en un único sitio y en unas mínimas condiciones.

Lo más triste de esto… es que no es ninguna historieta… es un hecho real… en la Valencia de la CAC, las regatas, la F1, etc… esto pasó hace 9 años… qué otras cosas no habré visto… ni pensarlo quiero… cuando compréis un libro y éste lleve el sello de la Dipu, seoáis de la que se puede haber librado si ha llegado a vuestras manos…

Anuncios