Aburrimiento o yo qué sé

Llevo una temporada, coincidente con la vuelta al paro al terminar agosto, que no sé qué hacer con todo el tiempo libre que tengo. Es malo no tener tiempo para nada, cuando me ha tocado trabajar a turno partido y encima lejos de casa he sabido lo que es necesitar 2 horas más al día… ahora me pasa lo contrario, me sobran. Los findes me suelen llamar para alguna cosa, pero salvo eso, entre semana estoy en casa sin hacer nada.

Y pudiendo hacer de todo, no hago nada, y me hace sentirme fatal. Proyectos que podría tener al día y ahí están, como el blog con el mismo nombre que este pero acabado en .es, o el blog que empecé sobre la Nintendo 3DS que lo empecé ilusionado y ahora está ahí… por no hablar de que podría estar escribiendo más en el blog sobre Android y no lo hago y no sé por qué. Y me paso el día en las Redes sociales haciendo el gilipollas. Últimamente me ha dado por crear y mantener una cuenta de Twitter enfurecida, y bueno, es una distracción que a veces uso para pasar el rato, y otras para aconsejar a otros, no cambiaré nunca, no podía estarme calladito y sólo decir burradas, para eso son las cuentas enfurecidas. La cabra tira al monte.

Otro que sufre de mi pereza es este blog, aunque ya sabéis que lo actualizo cada vez que hay eclipse de algo. Hoy ha sido porque retrasan una hora.

Y esta es mi actualidad, en casa atendiendo a mi madre, delante del pc y de la tv sin hacer nada productivo, y con la sensación de que cada día que pasa podría haber hecho mucho y no he hecho nada, y no me gusta nada…