Empatía cero

Parece el título de un capítulo de House, pero no lo es. Voy a hablar de la empatía, tanto en terrenos tecnológicos, como en terrenos personales. La empatía viene a ser un sentimiento consistente en sentirte como la otra persona, es decir, identificarte con lo que siente o piensa, aunque tu posición individual pueda ser diferente. Tu amigo está triste, y te sientes triste porque él lo está, aunque tu vida sea perfecta. Te sientes triste porque le ves así y no te ves capaz de hacer que cambie su estado. Más o menos esto es la empatía, participar en los sentimientos de los demás, no necesariamente expresándolo abiertamente. Puedes tener un amigo con un problema grave y sentirte triste por él, pero no decírselo. O puedes estar feliz porque a tu amigo le han llamado de un trabajo, aunque tú lleves en el paro 2 años. Eso es la empatía, sentirte bien o mal por los otros, no por ti. El altruismo es otra cosa, es hacer algo por los demás anteponiéndolo a tus propios intereses. Aquí no es necesario que hagas algo, es el hecho de sentir, identificarte con el otro en una realidad ajena, pues es su problema, no el tuyo.

¿Y qué sucede con la gente? Que es egoista. No he descubierto nada nuevo, pero choca de frente con mi forma de hacer y actuar, y en ocasiones provoca que me lleve decepciones con personas, porque veo que bajo una falsa atención y colaboración esconden puro interés individual y cuando ya no requieren de la colaboración hacía sí, abandonan la colaboración hacia los demás.

En el terreno tecnológico hace poco estamos observando que cuando cae Whastapp, hay voces que llaman al uso de XMPP. Personas que caen en el error de pensar que como ellos usan esos servicios y los comprenden, todas las demás personas están dispuestas a perder tiempo aprendiendo, configurando, y haciendo esto mismo con sus contactos, amigos y familiares. No son conscientes de la realidad, sino sólo de la suya propia y la hacen extensible a todos de forma automática y generalizada sin ser capaces de ponerse en sus zapatos. Y últimamente se repite constantemente. Y con Google Hangouts sucede lo mismo. Es un servicio que para videoconferencias con Google+ funciona estupendamente, pero como sustituto de Google Talk es un rotundo fracaso, y funciona muy caóticamente. Además, que las personas usuarias de Whatsapp/Telegram queremos hablar con la gente de nuestra agenda telefónica, y ésta no suele coincidir con los contactos de Google+ o incluso Gtalk, ni debemos forzarles que se pasen a un servicio que no les interesa. Realmente sólo nos interesa a nosotros. Pero no lo vemos, no nos ponemos en su lugar, porque no empatizamos.

Si fuésemos capaces de saber ponernos en el lugar de los demás, nos irían un poco mejor las cosas. Algunos han llegado a lo que son por la ayuda de personas, pero desde arriba se olvidan de mirar hacia abajo.

2 comentarios en “Empatía cero

  1. Totalmente de acuerdo, aunque para mi también es un problema “técnico” (no se si esa puede ser la palabra)… para videoconferencias es perfecto, pero a lo que voy, cuantos móviles con cámaras frontales existen, será el 50% mas o menos, osea que su virtud solo puede ser explotada ya por la mitad de usuarios de smartphones segundo problema cobertura 3G, 4G, megas y todas esas historias, los megas se agotan la cobertura es sencillamente una mierda, pues al final resulta que el sector al que va dirigido las videoconferencias es mucho mas pequeño que el sector de whatsapp (que vale para casi todos los móviles, consume poco, etc…) la app Hangouts es en mi opinión de la próxima generación, Hangouts lo tenemos que comparar mas con Skype, y whatsapp con Telegram, son dos “guerras” diferentes.

Los comentarios están cerrados.