Se puede vivir sin WhatsApp

Esta no va a ser una entrada de odio hacia la aplicación de mensajería líder en España y… algunos países más, pero tampoco muchos. Quiero contar, con mi propia experiencia, cómo en los últimos 3 meses he llegado al extremo, por así decirlo, de eliminar la aplicación de mi teléfono. Afirmar que se puede vivir sin WhatsApp puede sonar muy exagerado, e incomprensible para gran parte de la población, y más actualmente con las llamadas por voip. No olvidemos que Facebook lleva años ofreciéndolas dentro del propio Messenger, pero ahora WhatsApp las incorpora también y ya sabemos que la gente se pasa horas con la aplicación verde, de hecho el porcentaje de españolitos usuarios de este servicio ronda el 95%. Gente que se compra un smartphone y pregunta si admite WhatsApp. Da igual si es Android, iOS o Windows Phone. Si admite WhatsApp, se lo compran.
Seguir leyendo “Se puede vivir sin WhatsApp”

Post- instalación de Fedora en un netbook

Aviso muy importante, aquí no voy a hablar de Ubuntu. Hace tiempo que no escribía entradas con mis experiencias con GNU/Linux y ya tocaba una. Hace unos días decidí instalar en mi netbook Manjaro, por lo de que es una distro rolling-release, es decir, que se actualiza todo el sistema poco a poco, sin la paliza cada 6 meses de otras distros. Sin embargo el experimento no resultó como yo esperaba. Los iconos eran cuadrados y debí encontrar un tamaño y un tema que los mostrase más o menos rectangulares, el fondo de pantalla de serie es muy feo, así como los temas, y personalizarlo lleva más tiempo del esperado. No obstante en la instalación se ofrecían opciones que se agradecen, como habilitar el inicio automático de sesión. Sin embargo configurar Samba a mi gusto es un martirio, algunos paquetes hay que instalarlos mediante AUR y hay que compilar (lo hace el sistema solo, pero pierdes 15 minutos viendo cómo lo hace) y aunque Arch es una excelente distro y sus derivadas abrazan esto, no es para mí, lo siento. Había borrado Fedora y tuve que volver con el rabo entre las piernas, como se suele decir. Si una distro te hace feliz, no le pongas los cuernos con otra.

Seguir leyendo “Post- instalación de Fedora en un netbook”

Cómo instalar Popcorn time en tu ordenador

Yo soy usuario de series.ly y lo veo todo ahí. A veces con calidad mejorable, pero bueno, de la forma que yo quiero, clic y ver. No me gusta descargar para luego borrar, lo considero una pérdida de tiempo teniendo 30 megas de ADSL. Ello no quiere decir que si salgo de viaje me descargue cosas y las meta en el tablet para verlas en movilidad. Y tampoco omito la excepción de alguna serie o película que tengo descargada. Pero son casos puntuales, prefiero el streaming. Y detesto los subtítulos, aunque con dos series me tengo que fastidiar, suerte que son de capítulos breves. En esto coincido con bastantes personas cercanas, y muy geeks, nada de personas que no adoran las NNTT, con lo que poco a poco se desvanece mi impresión de que si decía abiertamente que veo las cosas dobladas me iban a lanzar piedras o algo. Como dijo alguien de mi Twitter, “hay mucho postureo con lo de ver las series en VOSE”. Que respeto a quienes lo prefieran así, pero no es lo mío. Lo siento. Bueno, aún así, voy a hablaros de Popcorn time. Seguir leyendo “Cómo instalar Popcorn time en tu ordenador”

Telegram, un mes después

No esperaba que mi post sobre Telegram a finales de enero fuera a tener tanta repercusión, malos rollos incluidos, y que a mitad de marzo mi uso de las aplicaciones de mensajería instantánea hubiera cambiado. Pero, sí, ha sucedido. No de forma radical, pero han habido cambios significativos, suficientes como para escribir una parrafada. Además, voy a rajar un poco, que en el fondo os gusta. Pues como en todo, hay varios tipos de usuario de un mismo servicio y hay que clasificarlos. Seguir leyendo “Telegram, un mes después”

Empatía cero

Parece el título de un capítulo de House, pero no lo es. Voy a hablar de la empatía, tanto en terrenos tecnológicos, como en terrenos personales. La empatía viene a ser un sentimiento consistente en sentirte como la otra persona, es decir, identificarte con lo que siente o piensa, aunque tu posición individual pueda ser diferente. Tu amigo está triste, y te sientes triste porque él lo está, aunque tu vida sea perfecta. Te sientes triste porque le ves así y no te ves capaz de hacer que cambie su estado. Más o menos esto es la empatía, participar en los sentimientos de los demás, no necesariamente expresándolo abiertamente. Puedes tener un amigo con un problema grave y sentirte triste por él, pero no decírselo. O puedes estar feliz porque a tu amigo le han llamado de un trabajo, aunque tú lleves en el paro 2 años. Eso es la empatía, sentirte bien o mal por los otros, no por ti. El altruismo es otra cosa, es hacer algo por los demás anteponiéndolo a tus propios intereses. Aquí no es necesario que hagas algo, es el hecho de sentir, identificarte con el otro en una realidad ajena, pues es su problema, no el tuyo. Seguir leyendo “Empatía cero”

No me gusta Blogger

No me gusta la plataforma de blogs de Google. Hace años empecé con ella, como todos. Actualmente uso WordPress y no volvería ni loco a esta. Comenzando por el panel de control que es de todo menos intuitivo. Efectivamente, os encontráis ante una entrada hater. Coged las palomitas, salvo que seáis usuarios de Blogger y la améis, en ese caso podéis insultarme más abajo, en lo de comentarios.
Seguir leyendo “No me gusta Blogger”