Linux no es para vagos

Hoy me apetecía una entrada ácida, polémica, porque traen gente y porque expreso mejor algunas cosas que pienso. Al que no le guste, que no entre, así de claro. Al que me insulte, ya sabe lo que el pasará. Por cierto, es mi blog y me lo follo yo. Gracias.

Basado en esta entrada.

  • GNU/Linux no es para vagos: si estás demasiado acostumbrado al mundillo Windows o Mac, probablemente en GNU/Linux no tardes en encontrar algún problemilla. Llegará el momento en el que todas las facilidades que el sistema te ofrece no te sirvan, que debas currártelo. Y no todos están dispuestos. Si no eres autodidacta, si no te gusta aprender, buscar la información en internet, leerte muchos manuales y tutoriales, estarás perdido. Te tirarás toda la noche peleándote con la máquina o el programa para nada. Esto también sucede en Windows, pero la tropa de pringaos informáticos siempre estará ahí. O podrás dar por saco a alguien por el msn, hasta que te desadmita del mismo. En Mac, como es todo tan perfecto, no deberías tener problemas… los problemas en Mac son como los latigazos, se rumorea su existencia, pero nadie lo confiesa.
  • Linux no es mejor que Windows, es diferente: aquí hay un gran problema, muchos novatos piensan que todo va a funcionar como en Windows. Muchas cosas sin embargo funcionan como en Mac, enchufar y usar. Y esto inquieta a los usuarios recién venidos de Windows porque llega un día en el que algo no funciona como debería, y toca echar mano de la terminal. En Windows y Mac (sobre todo en éste último) la terminal existe y es muy poderosa. Necesitas cambiar los permisos de un ejecutable. Pregúntale a un maquero, muchos no saben. Hacer el switch a GNU/Linux conlleva un aprendizaje y una desintoxicación de Windows, aquí no existen las unidades A, C,D,E). Y si surge un problema, hay que resolverlo, no patalear como una niña.
  • No instales Linux en la lavadora: GNU/Linux soporta muchas arquitecturas, pero ello no significa que pueda instalarse en cualquier cacharro. Y sobre todo, si tienes un Server no le instales una distro Desktop. ¿Sencillo verdad? Antes de hacer nada, documentarse, preguntar, tener a alguien al lado que te enseñe. Yo me aventuré solo, pero teniendo el apoyo de gente que ya lo había probado, y que actualmente soy yo quien les da consejos. No subirse a la parra con que Linux es una mierda, que Linux va lento, etc menos lloriquear y más resolver el problema, o reconocer que determinado hardware no puede funcionar bien en Linux porque su fabricante así lo ha querido. Esto cuesta de admitir, más cuando el fabricante a veces es uno que imprime una manzana…
  • Linux es para quienes aman la informática, pero también para un usuario básico: si te gusta investigarlo todo, personalizar las herramientas, tener el control absoluto de tu máquina y que tú le digas cómo funcionar, y no al revés, entonces GNU/Linux es para tí. Si por el contrario tu idea de informática es rollo electrodoméstico, encender y usar sin más, y no tener nunca que toquetear nada, olvídate del software libre, sinceramente. Porque el día que tengas un problema no sabrás afrontarlo con calma, pondrás a Linux por los suelos, y le quitarás las ganas de ayudarte a quien quisiera hacerlo. Sin embargo, conozco usuarios super básicos que con Ubuntu (por ejemplo) están más cómodos que con su anterior Windows. Y si tienen alguna inquietud, se informan o preguntan, pero no se ponen histéricos.
  • Los usuarios de Linux no somos bordes: se dice mucho que enviamos a la gente a Google, que si respondemos mal, que si windowsero frito sabe mejor, y otras cosas. La realidad es que si nos comportamos así es porque llega un momento en que estamos hasta las pelotas por gente que en su vida se ha leído un manual y que quiere que se lo demos todo mascadito, por los malos modales que emplean en ocasiones, y por cosas que tenemos que leer poniendo a Linux a caer de un burro porque no quieren admitir que son ellos unos burros que o no tienen comprensión lectora, o quieren que todo sea enchufar y usar. O con chorradas del user-friendly y otras pijadas, o si Ubuntu es feo (¿te has mirado al espejo?) u otras cosas que cuando intentas ayudar a otros tienes que tragar, llega un momento en el que no aguantas.

¿A qué viene esta entrada tan borde? Cuando llevas casi un año con GNU/Linux, observas como es la gente, qué personas se dejan aconsejar, quienes son autodidactas, y quienes son unos cacho perros que aspiran a tener un criado que hasta les sujete la minga al mear. Hay gente a la que les enseñas GNU/Linux, lo prueban por su cuenta, y acaban usándolo, e incluso hasta te mencionan. Gente como Ariane, Paco, Juanfran, etc y nombro a la primera a Ariane porque a ella nunca le dije usa Linux ni tan siquiera sugerí que lo probara, fue por decisión propia de ella (incitada por verme haciendo experimentos raros), y los problemas que le surgen de programas etc se los arregla ella sola. Esta chica es un claro ejemplo de persona que le gusta la informática, descubrir cosas, probar, y si se tiene que quejar de algo, se queja, pero con conocimiento. Lamentablemente hay personas que … en fin … no deberían salir de su sistema operativo. Incluso puedo decir, gracias a Dios, Linux aún no es para todos. Y hasta prefiero que así sea, vistos algunos comportamientos…